Nutrición y Salud Deportiva. Nutrición en Collado Villalba y Sierra de Madrid

Trastornos Alimenticios

Los trastornos alimenticios son un mero reflejo, volcado sobre la alimentación, de los conflictos psicológicos y emocionales internos de la persona.

No obstante desde un enfoque siempre muy humano y de acompañamiento a la psicología e integrador podemos mejorar su acción.

Esto ocurre porque dotamos al cuerpo de la salud física necesaria para ser más receptivo cognitivamente y por que favorecemos la recuperación de los procesos patológicos relacionados con la mala alimentación.

También podemos trabajar la psicología de la alimentación, entendiendo la problemática del paciente y dotándole de herramientas nutricionales para hacerle frente a los problemas que surjan

Algunos de los puntos de actuación sobre los que podemos trabajar:

Anorexia

Bulimia

Regurgitaciones

Rumiación

Miedo a comer en público

Ansiedad mayor 

Los trastornos alimenticios son un mero reflejo, volcado sobre la alimentación, de los conflictos psicológicos y emocionales internos de la persona.

No obstante desde un enfoque siempre muy humano y de acompañamiento a la psicología e integrador podemos mejorar su acción.

Esto ocurre porque dotamos al cuerpo de la salud física necesaria para ser más receptivo cognitivamente y por que favorecemos la recuperación de los procesos patológicos relacionados con la mala alimentación.

También podemos trabajar la psicología de la alimentación, entendiendo la problemática del paciente y dotándole de herramientas nutricionales para hacerle frente a los problemas que surjan

Algunos de los puntos de actuación sobre los que podemos trabajar:

Anorexia

Bulimia

Regurgitaciones

Rumiación

Miedo a comer en público

Ansiedad mayor 

Los trastornos alimenticios son un mero reflejo, volcado sobre la alimentación, de los conflictos psicológicos y emocionales internos de la persona.

No obstante desde un enfoque siempre muy humano y de acompañamiento a la psicología e integrador podemos mejorar su acción.

Esto ocurre porque dotamos al cuerpo de la salud física necesaria para ser más receptivo cognitivamente y por que favorecemos la recuperación de los procesos patológicos relacionados con la mala alimentación.

También podemos trabajar la psicología de la alimentación, entendiendo la problemática del paciente y dotándole de herramientas nutricionales para hacerle frente a los problemas que surjan

Algunos de los puntos de actuación sobre los que podemos trabajar:

Anorexia

Bulimia

Regurgitaciones

Rumiación

Miedo a comer en público

Ansiedad mayor